WeCreativez WhatsApp Support
En que bar deseas hacer tu reserva hoy?
Nuestro equipo comercial te está esperando
20 junio, 2018 Evedesa Group

Marcas jóvenes y talentosas

Desde que estalló el boom de la gastronomía, la hotelería y las bebidas en Colombia, diversidad de empresarios han hecho sus apuestas en este sector; sin embargo, el mercado ha demostrado que este negocio puede ser duro de mantener. La revista CATERING destaca firmas exitosas de jóvenes empresarios, que son modelo de gestión. Por Paola Martínez. Fotos: Andrés Valbuena, David Zúñiga y cortesía.

Aunque muchos creativos y artistas desean aparecer en la lista de los best seller o ‘más vendidos’, algunos no están seguros de aspirar a ese codiciado título, ya que, como coincidencia, el éxito inmediato suele ser efímero; por eso, hay quienes prefieren formar parte de los long seller, es decir, aquellos que aterrizan despacio y tienen una larga vida. Ésta es una teoría que se aplica perfectamente en relación con el sector de la hospitalidad, pues durante más de dos décadas hemos sido testigos de la elevada tasa de apertura de negocios, así como de la evidente cifra de cierres y pérdidas. ¿A qué se debe esta tendencia? ¿Cómo pasar de un negocio ‘de moda’ a una empresa estable en el tiempo? No son pocos los empresarios que han sobrevivido con éxito a la fama del momento y se han consolidado como marcas representativas o como empresas con proyección. ¿Cuál es su estrategia? Algunos de ellos le contaron a CATERING sus trayectorias empresariales. Varios jóvenes, más allá de ser dignos competidores y visionarios del sector, han creado modelos empresariales que aportan al desarrollo del país, generando empleos de mayor calidad, el crecimiento de la economía y, por supuesto, una oferta variada y de calidad para el consumidor nacional y extranjero. Empresas con sello de experiencia.

"Evedesa: “No ‘canibalizarse’ ni administrar vía satélite”"

La rumba en Bogotá se prendió cuando un nuevo concepto de la noche llegó al piso 41 del antiguo Hotel Hilton, el 9 de abril de 2005. Se trata de Cha Cha Club, bar que logró un nivel de aceptación tan rápido como pocos lo han conseguido. Detrás de este modelo estaba Andrés González, arquitecto bogotano de 39 años.

Él es otro de los empresarios colombianos que no llevan bajo el brazo un título en gastronomía y bebidas, pero que sí son maestros de los negocios. “No se trata del sector en sí mismo; vender empanadas en una esquina es lo mismo que vender afiliaciones de un gimnasio. El esquema es igual, lo que realmente funciona es la experiencia que se tenga en el manejo de los negocios”. Para él, es así de claro: el conocimiento sin experiencia desequilibra la balanza. Andrés ejerció como arquitecto durante cuatro años luego de su graduación, pero, jalonado por el universo empresarial, decidió montar un gimnasio en Bogotá en el 2000. Se metió de lleno en este mundo y logró fusionarse con Body Tech; sin embargo, en 2005, le llegó una nueva oportunidad que parecía registrar grandes números.

Un grupo de jóvenes que organizaban reconocidas fiestas lo buscaron para asociarse y abrir un bar, el famoso Cha Cha. El mundo nocturno recuerda que el negocio funcionaba más que bien, así que este emprendedor dedicaba su semana a los gimnasios y el fin de semana, a sus bares. Posteriormente, con la experticia ganada y con el gusto por la vida nocturna, Andrés le dio vida a Rosario, bar ubicado en una antigua iglesia de Usaquén, negocio que duró dos años. Le siguió Penthouse, que se transformó en el actual Hotel Quinto, y, más tarde, abrió Delirio en la Zona Rosa, el cual lleva cinco años. Han seguido: Matilde Lina, Varadero, Márquez, Gigi’s y Marteen Bear. Un tren de éxitos y negocios bien encarrilado. “Mi regla ha sido reinvertir las utilidades y, sobre todo, hacer de la noche un negocio formal”. Andrés aprendió a reconocer con rapidez que la falla o pecado que se cometía en este mundo era la informalidad y, entonces, entendió que para no morir con la marca, tenía que hacer de los bares empresas legalmente constituidas, funcionales y estructuradas. Con estos principios, él y otros seis socios crearon la razón social que los representa: Evedesa, empresa de decisiones bien pensadas.

Claves de su éxito Cómo elegir… … la ciudad “Los negocios deben estar donde reside el empresario. No es recomendable tener oficinas de administración satélite, es decir, poner a otros responsables de los negocios cuando uno no puede estar al frente, porque es costoso y poco eficiente. El mundo de la noche es intenso, de completa dedicación”. … la ubicación del local Jovenes3“En este negocio no es fácil, porque los arriendos son muy costosos, así que es bueno asociarse con quienes saben del tema. Es mejor empezar de manera prudente. En cuanto a la zona, en este nicho sí es importante ubicarse en un área de gran afluencia, ya que la gente no busca el sitio, sino la zona. El éxito del negocio de la rumba depende, en un 30%, de la ubicación”. … la clientela “La clave es no ‘canibalizarse’, es decir, tener negocios de enfoques iguales, que compitan entre sí. Hay que operar con targets diferentes, los cuales se definen según la zona y la oferta que se tenga”.

Negocios Nombre: Márquez. Ubicación: Zona Rosa, Bogotá. Apertura: septiembre de 2012. Tipo de negocio: restaurante–bar, con una carta de óptima calidad y servicio prime line. Se requiere reserva. Público objetivo: mayores de 25 años. Arquitectura y ambientación: contemporáneas y elegantes. Hace uso de los cuatro elementos: agua, fuego, aire y tierra. Utiliza la culebra como figura predominante en la decoración. Cualidades que avalan el negocio: modelo único, que permite al cliente pasar por diferentes mesas o salas y disfrutar de varias experiencias en un solo lugar. Está dirigido a clientes que desean privacidad y pasar un tiempo tranquilo. Propuesta: cocina robata grill, método de cocción japonés, que consta de una parrilla de tres piezas y se enfoca en la comida para compartir. Equipo de trabajo: 52 personas. Nombre: Hotel Quinto. Ubicación: Zona Rosa, Bogotá. Apertura: diciembre de 2008. Tipo de negocio: bar-discoteca. Público objetivo: mayores de 25 años. Arquitectura y ambientación: basadas en un hotel boutique, de estilo neoyorquino, donde se destacan las galerías de arte. Tiene cinco pisos y una terraza. Cualidades que avalan el negocio: cuenta con una clientela fija y consolidada, que encontró en este lugar un espacio ideal para su gusto. Propuesta: música crossover, con presentaciones en vivo. No tiene oferta gastronómica. Equipo de trabajo: 55 personas. Jovenes4Nombre: Mondrian. Ubicación: Zona Rosa, Bogotá. Apertura: septiembre de 2008. Tipo de negocio: rumba y comida. Público objetivo: gente joven desde los 20 años. Arquitectura y ambientación: decoración urbana, que evoca una galería de arte en la que se evidencian corrientes como el impresionismo y el expresionismo. Este lugar tiene el nombre del pintor vanguardista holandés Piet Mondrian. Cualidades que avalan el negocio: tener un target y un perfil bien definidos. Propuesta: sándwiches y hamburguesas. La oferta de bebidas está enfocada en los cocteles, que llevan los nombres de reconocidas piezas de arte y de grandes artistas. Equipo de trabajo: 40 personas.

 Nombre: Varadero. Ubicación: Zona Rosa, Bogotá. Apertura: noviembre de 2010. Tipo de negocio: restaurante. Público objetivo: adultos. Arquitectura y ambiente: de estilo 100% cubano. Llamativos murales de artistas y piezas de bambú hacen de este lugar un espacio típico y coloquial. Cualidades que avalan el negocio: concepto original que hace una representación fiel del ambiente cubano, el cual está dirigido a un target muy definido. Propuesta: gastronomía cubana especializada en pescados y mariscos. De jueves a sábados se disfruta de un ambiente musical cubano. Equipo de trabajo: 40 personas.   Nombre: Matildelina. Ubicación: Zona Rosa, en Bogotá, y Cabecera, en Bucaramanga. Apertura: mayo de 2007 y noviembre de 2012, respectivamente. Tipo de negocio: restaurante–bar. Público objetivo: vallenateros. Arquitectura y ambiente: de estilo 100% discotequero, evoca la costa colombiana, gracias a los acordeones, las fotos históricas y los sombreros que decoran el lugar. Cualidades que avalan el negocio: instalaciones de 400 m2, con música vallenata en vivo y un target ampliamente definido. Propuesta: comida típica de Valledupar. Música crossover, con énfasis en el vallenato. Equipo de trabajo: 60 personas.   Nombre: Gigi’s Wine Market. Ubicación: Usaquén, Bogotá. Apertura: diciembre de 2012. Tipo de negocio: restaurante. Público objetivo: adultos mayores de 35 años, amantes del buen vino y la buena mesa. Arquitectura y ambiente: de estilo neoyorquino, donde el vino es el protagonista; por ello, se alude a una bodega de los años 20, con detalles vanguardistas. Cualidades que avalan el negocio: fortalecer el concepto del wine market, que le apunta al consumo del vino a precio de costo. Propuesta: comida internacional, francesa, italiana y mediterránea. Equipo de trabajo: 25 personas.   Próximos proyectos   Abrir la marca Marteen Bear, bar restaurante de comida rápida, de formato pequeño, estilo pop, para gente joven; la cadena se abrirá en Bogotá y el primer local estará en la Zona Rosa. El segundo proyecto, a mediano plazo, es expandir Gigi’s en otras áreas de Bogotá y, por último, incursionar en el centro de la ciudad con un restaurante bar, llamado El Capitalino.

Por: Paola Martinez.
Fotos: Andrés Valbuena, David Zúñiga y cortesía.
Revista: Catering.